Cruz de la unidad

$25.00

La Cruz de la Unidad se ha convertido en uno de los símbolos más característicos del Movimiento de Schoenstatt.

Categoría: Etiqueta:

Descripción

La Cruz de la Unidad se ha convertido en uno de los símbolos más característicos del Movimiento de Schoenstatt. En ella se pueden ver tres símbolos: la imagen de Cristo, la imagen de María y el Símbolo del Padre. La Cruz de la Unidad expresa la biunidad que Schoenstatt quiere proclamar: Cristo es inseparable de María y María es inseparable de Cristo. El Símbolo del Padre en la cúspide de la cruz lo ilumina todo: Cristo y María descansan en el Padre, en la cruz que el Padre ha determinado en su plan de amor, como camino de redención. Además, Cristo y María tienen una postura única: están vivos y se miran mutuamente en un profundo diálogo de Madre e Hijo. La sangre que María recoge con su cáliz emana del costado de Cristo. El hecho de que estén vivos no es sólo simbólico, sino que hace más evidente una verdad de fe: En la cruz, Cristo y María, al igual que en la realidad, están actualmente vivos en un cuerpo glorioso.
Unidad-Cruz-Schoenstatt
La Cruz de la Unidad es la imagen misma del «Cristo de los vínculos», cuyo deseo más profundo es que «todos sean uno», como Él y el Padre son uno. Muestra a Cristo, el Hijo, profunda e íntimamente unido a María, su Madre, ayudante y compañera permanente en su misión de redimir a la humanidad. Es el Cristo de la Unidad, en la fuerza de su sacrificio y entrega, extendiendo ampliamente sus brazos, uniendo el cielo con la tierra y la tierra con el cielo.